Bolas de pelo de gato: ¿Debería preocuparme?

Los antiguos egipcios adoraban a los gatos, al igual que lo hacen los amantes de los gatos modernos, aunque por lo general no grabamos nuestras pasiones por los gatos en tablas de piedra. Es importante tener en mente estos nobles pensamientos sobre nuestros felinos, especialmente cuando uno se levanta de la cama en medio de la noche y un pie descalzo se encuentra con la inconfundible bola de pelo de gato fría y blanda.

¿Qué es una bola de pelo de gato?

¿Qué son exactamente las bolas de pelo y qué tan preocupado debería estar si su gato tose una? En primer lugar (para no partir los pelos), es una falacia que los gatos 'tosen' una bola de pelo. La bola de pelo vive en el sistema digestivo del gato (no en los pulmones), por lo que técnicamente la temida bola de pelo está siendo regurgitada. Los gatos pueden pasar hasta el 10 por ciento de sus horas de vigilia acicalándose lamiendo su pelaje.

Como resultado, el cabello a veces puede acumularse en su tracto digestivo. El pelo que no se elimina en la caja de arena para gatos a veces puede ser expulsado por el otro extremo en forma de bola de pelo.

El nombre científico / médico de una bola de pelo estrichobezoar.Por lo general, aparece como un bulto de pelo comprimido en forma de salchicha muy enrollado que es vomitado por el gato. Una bola de pelo felina ocasional no suele ser motivo de preocupación. Sin embargo, las bolas de pelo pueden ser mortales para los conejos domésticos que se preparan a sí mismos, que no pueden regurgitar.

Signos y síntomas de bolas de pelo

Las bolas de pelo de gato normalmente no son una indicación de un problema de salud grave, pero si un gato vomita en exceso (varias veces a la semana durante más de un mes), debería ser necesario ir al veterinario para ver si existen otras causas.

Los vómitos de los gatos pueden ser un signo de muchos comportamientos o afecciones diferentes, incluidos los siguientes:



  • Cambio de dieta
  • Comer hierba o plantas
  • Alimentos en mal estado
  • Parásitos intestinales
  • Diabetes
  • Enfermedad renal o tiroidea
  • Ingerir un objeto extraño
  • Enfermedad inflamatoria intestinal

El charco ocasional lleno de pelo que tosió su gato no debería ser motivo de alarma para nadie, excepto para el limpiador de alfombras. Sin embargo, si se producen vómitos persistentes, es hora de ir al veterinario o al hospital de animales para determinar si existe una afección médica más grave. En los casos más graves, una bola de pelo felino puede causar un bloqueo en el estómago, intestino o colon. Los síntomas pueden incluir pérdida de peso, pérdida de apetito y tos excesiva. Los signos adicionales de un bloqueo potencial pueden incluir diarrea frecuente y arcadas o cortes constantes que no resultan en una bola de pelo. Si una bola de pelo causa un bloqueo, es posible que se requiera cirugía para corregir la situación y esto puede ser peligroso para el gato y muy costoso para el dueño.

Prevención y tratamiento de bolas de pelo

Una de las formas más efectivas y menos costosas de prevenir las bolas de pelo en su gato es mediante el cepillado diario. Hay una variedad de peines y cepillos disponibles en cualquier tienda de mascotas para ayudarlo a deshacerse de su gato del exceso de pelo que podría terminar causando bolas de pelo. Este es un consejo especialmente importante para gatos de pelo más largo o gatos que se acicalan con más frecuencia.

Otras medidas preventivas y tratamientos con bolas de pelo incluyen una variedad de comida seca para gatos diseñada para mantener la salud digestiva de un gato. Estos alimentos (hay varios en el mercado) generalmente contienen varias mezclas suaves de fibra para ayudar a aumentar la eliminación normal.

Proporcionarle pasto para gatos o una visita supervisada al césped también puede ayudar a un gato con sus problemas digestivos. La mayoría de las tiendas de mascotas e incluso algunas tiendas de comestibles venden contenedores pre-cultivados de pasto para gatos en estos días. Los gatos saben instintivamente cuándo necesitan comer hierba y, por lo general, lo hacen de buena gana. Estas fuentes de fibra adicional, junto con el ejercicio, ayudarán a que el sistema digestivo de su gato se mueva en la mayoría de los casos.

La mayoría de los gatos producirán bolas de pelo en algún momento de sus vidas. Ser consciente y monitorear el comportamiento para ver si persiste o se vuelve más severo indicará si es solo un inconveniente o un signo de una condición médica que requerirá consejo veterinario profesional. Los chistes de bolas de pelo sobre gatos son tan comunes como, bueno, las bolas de pelo. Pero un dueño responsable y atento podrá saber si las bolas de pelo de su gato son rutinarias o no son motivo de risa.