Prevención, detección y tratamiento de un accidente cerebrovascular felino

Aunque es relativamente raro, un accidente cerebrovascular en un gato es uno de los problemas médicos más graves que enfrentan los felinos en la actualidad. Un derrame cerebral es cuando se obstruye el flujo de sangre al cerebro. La interrupción de la sangre al cerebro da como resultado rápidamente tejido dañado. Dado que el cerebro es el centro de mando de todas las funciones corporales de un gato, cualquier daño es peligroso. Ser capaz de reconocer los síntomas, obtener un diagnóstico e iniciar tratamientos para un gato que está sufriendo o puede haber tenido un accidente cerebrovascular es fundamental para su salud. Por supuesto, ¡la prevención de un ataque de gato vale una libra de cura!

Síntomas de un accidente cerebrovascular felino

Debido a que la calidad de vida de su gato está en juego, identificar la posibilidad de un derrame cerebral es crucial. La Asociación Americana de Medicina Veterinaria enumera 13 emergencias médicas que requieren atención veterinaria inmediata.

De ellos, cuatro podrían ser signos de un ataque de gato:

  1. Convulsiones y / o tambaleo
  2. Signos evidentes de dolor o ansiedad extrema.
  3. Inconsciencia
  4. Negarse a beber durante 24 horas o más

Los síntomas adicionales del accidente cerebrovascular en gatos incluyen:

  1. Problemas ambulatorios / patrones de caminar en círculo
  2. Inclinación de cabeza
  3. Debilidad general
  4. Cambio en los movimientos oculares / pupilas desiguales
  5. Vómitos
  6. No comer

Si ve alguno de estos signos en su gato, ¡llévelo al veterinario de inmediato! Si bien los síntomas no son necesariamente una indicación del 100 por ciento de que su gato ha tenido un accidente cerebrovascular, todos requieren un examen médico inmediato.

Tipos y causas de un accidente cerebrovascular en gatos

Un derrame cerebral es causado por una obstrucción del flujo sanguíneo que se presenta en tres variaciones:



  1. Un accidente cerebrovascular trombótico ocurre cuando se forma un coágulo de sangre en una arteria que va al cerebro.
  2. Un accidente cerebrovascular embólico es cuando se forma un coágulo de sangre en otra parte y se atasca en el torrente sanguíneo que suministra sangre al cerebro.
  3. El accidente cerebrovascular hemorrágico ocurre cuando un vaso sanguíneo en el cerebro tiene una fuga.

Las anomalías en el flujo sanguíneo (es decir, la creación de coágulos de sangre o la rotura de un vaso sanguíneo) generalmente se consideran indicaciones de un problema subyacente. La razón por la que su gato puede parecer estar bien en un minuto y en una emergencia grave al siguiente es porque, si bien el problema subyacente que causa el coágulo de sangre puede haberse estado gestando sin que usted lo supiera, la obstrucción en sí puede manifestarse rápidamente.

Estas son algunas de las principales causas de la rotura de coágulos de sangre / vasos sanguíneos:

  1. Problemas de tiroides
  2. Problemas renales
  3. Diabetes
  4. Lesiones traumáticas
  5. Enfermedades del corazón
  6. Hipertensión
  7. Lesiones cerebrales

La presión arterial alta es un culpable común porque causa daño acumulativo en las arterias. Si no se trata, con el tiempo puede debilitarlos y también crear un entorno donde los coágulos de sangre se forman más fácilmente.

Busque tratamiento inmediato para un accidente cerebrovascular felino

Cuando se trata de un accidente cerebrovascular en un gato, se puede requerir oxigenoterapia inmediata. Es posible que el gato deba pasar tiempo en la Unidad de Cuidados Intensivos mientras se controlan sus signos vitales. Hacer un diagnóstico preciso generalmente implica una resonancia magnética (resonancia magnética) o una tomografía computarizada. Muy a menudo, se requieren medicamentos. Los tipos de medicamentos que se usan para tratar los accidentes cerebrovasculares dependen del problema que causó el accidente cerebrovascular, además de los medicamentos antiinflamatorios recetados con frecuencia.

Los tratamientos continuos en el hogar a menudo incluyen mantener al gato hidratado con líquidos subcutáneos y una observación cuidadosa.

Prevención primaria de un accidente cerebrovascular felino

El mejor método para mantener a su gato a salvo de coágulos de sangre, problemas cardíacos y, en última instancia, evitar un derrame cerebral es la prevención. Mantener a su gato en plena forma mitiga las posibilidades de que surjan condiciones médicas que causen un derrame cerebral.

La salud general y el bienestar general de su gato se pueden mantener mediante una estrategia de varios frentes:

  1. Exámenes médicos anuales
  2. Viaje inmediato al veterinario ante la primera detección de anormalidad física o de comportamiento
  3. Dieta adecuada
  4. Actividad física
  5. Limitar los estresores ambientales

Si bien muchos gatos recuperarán una calidad de vida sólida en aproximadamente dos semanas después de un derrame cerebral leve, se debe evitar un derrame cerebral en la medida de lo posible. Las posibilidades de desarrollar epilepsia secundaria después de un accidente cerebrovascular aumentan considerablemente y ningún padre de mascota quiere escuchar esa noticia.

Mantenga su pata en el pulso de la salud general de su gatito a través de chequeos veterinarios regulares, buscando atención médica en caso de cualquier anormalidad que involucre su condición física / de comportamiento. Mantener un estilo de vida saludable para tu gatito contribuye en gran medida a disminuir en gran medida las posibilidades de que desarrolle problemas prematuros que pongan en peligro la vida, especialmente un accidente cerebrovascular.

Miniatura: Fotografía tverkhovinets | iStock / Getty Images Plus.

Sobre el Autor

Denise LeBeau es escritora, editora y fotógrafa con casi 20 años de experiencia en la creación de contenido para temas, actividades y eventos relacionados con animales. Trabajó en Best Friends Animal Society durante 12 años, donde tuvo dos columnas en la revista Best Friends y ocupó varios puestos de creación de contenido, incluido el editor de gestión web y el editor de campañas de divulgación. Denise ha contribuido continuamente a Catster desde 2014, escribiendo para la revista y el sitio web. La autoproclamada poeta laureada del conjunto de mascotas es actualmente la gerente de desarrollo de una agencia de bienestar animal, donde trabaja con un equipo para crear contenido en las plataformas de medios. Vive en Hampton Bays con sus dos siameses rescatados: Flipper y Slayer, y su LBD (perrito marrón), Zephyrella.

Lea más sobre la salud y el cuidado de los gatos en Catster.com:

  • Diabetes en los gatos: quién está en riesgo, síntomas y cómo tratarla
  • ¿Cuándo abren los ojos los gatitos?
  • Mordeduras de serpiente en gatos: qué saber y qué hacer